Críticas

Previous Próximo
THE GRANDMASTER THE GRANDMASTER The Grandmaster Una luch...
EL GRAN CUADERNO EL GRAN CUADERNO El gran cuaderno Por D...
MATEO MATEO Mateo Por David A. Ram...
THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR The Lunchbox Los sabore...
LA INMIGRANTE LA INMIGRANTE LA INMIGRANTE Por Davi...
THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR The Lunchbox Los sabore...
DOS VIDAS DOS VIDAS Dos vidas Por Ómar Jav...
IDA IDA IDA Por Oscar Alejandr...
TIERRA EN LA LENGUA TIERRA EN LA LENGUA Tierra en la lengua   ...
SUEÑO DE LIBERTAD SUEÑO DE LIBERTAD Sueño de libertad   P...
ILO ILO ILO ILO ILO ILO   Por David A...
LA MECANÓGRAFA LA MECANÓGRAFA La mecanógrafa   Por ...
ABUELOS ABUELOS Abuelos   Por David A...
LA JAULA DE ORO LA JAULA DE ORO La jaula de oro   Por...
EL CORAZÓN GUARDA SUS SECRETOS EL CORAZÓN GUARDA SUS SECRETOS El corazón guarda sus sec...
WALESA LA ESPERANZA DE UN PUEBLO WALESA LA ESPERANZA DE UN PUEBLO Walesa, la esperanza de u...
DE TAL PADRE, TAL HIJO DE TAL PADRE, TAL HIJO De tal padre, tal hijo (S...
SECRETO DE CONFESIÓN SECRETO DE CONFESIÓN Secreto de confesión   ...
Oh Boy! Oh Boy! Oh Boy! (2012) Película ...
NINFOMANÍA VOL. I NINFOMANÍA VOL. I Ninfomanía Vol. I Po...
NINFOMANÍA VOL. II NINFOMANÍA VOL. II Ninfomanía Vol. II P...
A 20 pasos de la fama A 20 pasos de la fama A 20 pasos de la fama ...
LA MEJOR OFERTA LA MEJOR OFERTA La mejor oferta Por ...
GLORIA GLORIA Gloria Osmar Gaviria...
RENOIR RENOIR -Adrián Atehortúa- Ade...
COSMÓPOLIS COSMÓPOLIS -Adrián Atehortúa- Dav...
LOS PELAYOS LOS PELAYOS   -Adrián Atehortúa- ...
EL HIPNOTISTA EL HIPNOTISTA -Adrián Atehortúa- H...
EN LA CASA EN LA CASA -Adrián Atehortúa- Pen...
¿Y SI VIVIMOS TODOS JUNTOS? ¿Y SI VIVIMOS TODOS JUNTOS? Los años no vienen solo...
MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES   Adrián Atehortúa Ya...
EL MOLINO Y LA CRUZ EL MOLINO Y LA CRUZ   -Adrián Atehortúa- ...
LA CACERÍA LA CACERÍA LA CACERÍA Por Adri...
PHILOMENA PHILOMENA Reflexiva y humana Jos...
LA PIEDRA PACIENTE LA PIEDRA PACIENTE Habla para que te escuche...
12 AÑOS DE ESCLAVITUD 12 AÑOS DE ESCLAVITUD 12 años de esclavitud   ...
LA VIDA DE ADÈLE LA VIDA DE ADÈLE   -Adrián Atehortúa- ...
LOS HONGOS LOS HONGOS Los hongos   Por Davi...
LA PARTE DE LOS ÁNGELES LA PARTE DE LOS ÁNGELES -Adrián Atehortúa- Ken...
Humano Humano Humano   Por David A....
¡SOMOS LO MEJOR! ¡SOMOS LO MEJOR! ¡Somos lo mejor!   Po...
Joven y bonita Joven y bonita Joven y bonita Una ninfó...
Joven y bonita Joven y bonita Joven y bonita   Por ...
Timbuktú Timbuktú Timbuktú Por David A...
Memorias del Calavero Memorias del Calavero Memorias del Calavero   ...
Violette Violette Violette Una lucha hist...
Leviathan Leviathan Leviathan Por David...
Palmares Festival de Cannes 2016 Palmares Festival de Cannes 2016 Palmares Edición 69 del ...
Marilyn, antes de Monroe Marilyn, antes de Monroe   Marilyn, antes de Mo...
Yves Saint Laurent Yves Saint Laurent Yves Saint Laurent   ...

Los hongos

 

Por David A. Ramírez
Medellín, Colombia

 

La calle es mucho más que la unión de dos lugares, es el escenario en el que muchos sectores excluidos se expresan y el grafiti es uno de los más populares porque es una reacción frente a una sociedad que excluye y que pretende imponer una homogenización cultural. Muchos lo consideran como un fenómeno indeseable, incluso algunos gobernantes han querido erradicarlo con el argumento que así se recupera la belleza y pulcritud de las ciudades. Pero el deseo por gritarle al mundo lo que se siente es más fuerte que las “buenas” intenciones de las campañas institucionales. En su segundo largometraje, Los Hongos, Oscar Ruiz Navia aprovecha esa fuerza callejera y nos cuenta la historia de dos jóvenes que viven en entornos muy diferentes y los une la pasión por pintar grafitis.

Uno es Ras, un obrero  adolescente quien llega a la ciudad, junto a su madre, desplazado por la violencia,  el otro es Kalvin, un universitario de clase media que vive con su abuela. A ellos dos lo único que les importa es llenar los muros de la ciudad con su obra y para lograrlo están dispuestos a todo. Su actitud temeraria desemboca en el despido de Ras por robar pintura de su trabajo.  Están sin dinero, tienen problemas familiares, hay obstáculos, pero la vitalidad de su juventud les permite soñar, expresarse y el grafiti es el medio que se los permite.

Este par de adolescentes viven la ciudad, van sin un rumbo fijo, pero tienen claro que quieren apropiarse de los espacios, dejar su impronta. Ese trasegar de Ras y Kalvin lo transmite la cámara mediante transiciones bruscas, cambios de ambiente radicalmente diferentes, que terminan por darle un aspecto casi documental a la película todo esto enmarcado en una fotografía llena de colores vivos, incluso en las secuencias nocturnas.

El espíritu de la película queda claro con la frase que quiere grafitear Ras: “Nunca más guardaremos silencio.” A pesar que hay un discurso que tiene la intención de uniformar a todo el mundo, siempre quedan grietas por las que nacen, como hongos, modos alternativos de expresión que le dan voz auténtica a los que generalmente no la tienen.


 

*Este es un espacio de crítica libre y abierto. El contenido de los artículos es responsabilidad única y exclusiva de sus autores y no corresponde necesariamente al pensamiento de la revista.