Críticas

Previous Próximo
THE GRANDMASTER THE GRANDMASTER The Grandmaster Una luch...
EL GRAN CUADERNO EL GRAN CUADERNO El gran cuaderno Por D...
MATEO MATEO Mateo Por David A. Ram...
THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR The Lunchbox Los sabore...
LA INMIGRANTE LA INMIGRANTE LA INMIGRANTE Por Davi...
THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR THE LUNCHBOX: LOS SABORES DEL AMOR The Lunchbox Los sabore...
DOS VIDAS DOS VIDAS Dos vidas Por Ómar Jav...
IDA IDA IDA Por Oscar Alejandr...
TIERRA EN LA LENGUA TIERRA EN LA LENGUA Tierra en la lengua   ...
SUEÑO DE LIBERTAD SUEÑO DE LIBERTAD Sueño de libertad   P...
ILO ILO ILO ILO ILO ILO   Por David A...
LA MECANÓGRAFA LA MECANÓGRAFA La mecanógrafa   Por ...
ABUELOS ABUELOS Abuelos   Por David A...
LA JAULA DE ORO LA JAULA DE ORO La jaula de oro   Por...
EL CORAZÓN GUARDA SUS SECRETOS EL CORAZÓN GUARDA SUS SECRETOS El corazón guarda sus sec...
WALESA LA ESPERANZA DE UN PUEBLO WALESA LA ESPERANZA DE UN PUEBLO Walesa, la esperanza de u...
DE TAL PADRE, TAL HIJO DE TAL PADRE, TAL HIJO De tal padre, tal hijo (S...
SECRETO DE CONFESIÓN SECRETO DE CONFESIÓN Secreto de confesión   ...
Oh Boy! Oh Boy! Oh Boy! (2012) Película ...
NINFOMANÍA VOL. I NINFOMANÍA VOL. I Ninfomanía Vol. I Po...
NINFOMANÍA VOL. II NINFOMANÍA VOL. II Ninfomanía Vol. II P...
A 20 pasos de la fama A 20 pasos de la fama A 20 pasos de la fama ...
LA MEJOR OFERTA LA MEJOR OFERTA La mejor oferta Por ...
GLORIA GLORIA Gloria Osmar Gaviria...
RENOIR RENOIR -Adrián Atehortúa- Ade...
COSMÓPOLIS COSMÓPOLIS -Adrián Atehortúa- Dav...
LOS PELAYOS LOS PELAYOS   -Adrián Atehortúa- ...
EL HIPNOTISTA EL HIPNOTISTA -Adrián Atehortúa- H...
EN LA CASA EN LA CASA -Adrián Atehortúa- Pen...
¿Y SI VIVIMOS TODOS JUNTOS? ¿Y SI VIVIMOS TODOS JUNTOS? Los años no vienen solo...
MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES   Adrián Atehortúa Ya...
EL MOLINO Y LA CRUZ EL MOLINO Y LA CRUZ   -Adrián Atehortúa- ...
LA CACERÍA LA CACERÍA LA CACERÍA Por Adri...
PHILOMENA PHILOMENA Reflexiva y humana Jos...
LA PIEDRA PACIENTE LA PIEDRA PACIENTE Habla para que te escuche...
12 AÑOS DE ESCLAVITUD 12 AÑOS DE ESCLAVITUD 12 años de esclavitud   ...
LA VIDA DE ADÈLE LA VIDA DE ADÈLE   -Adrián Atehortúa- ...
LOS HONGOS LOS HONGOS Los hongos   Por Davi...
LA PARTE DE LOS ÁNGELES LA PARTE DE LOS ÁNGELES -Adrián Atehortúa- Ken...
Humano Humano Humano   Por David A....
¡SOMOS LO MEJOR! ¡SOMOS LO MEJOR! ¡Somos lo mejor!   Po...
Joven y bonita Joven y bonita Joven y bonita Una ninfó...
Joven y bonita Joven y bonita Joven y bonita   Por ...
Timbuktú Timbuktú Timbuktú Por David A...
Memorias del Calavero Memorias del Calavero Memorias del Calavero   ...
Violette Violette Violette Una lucha hist...
Leviathan Leviathan Leviathan Por David...
Palmares Festival de Cannes 2016 Palmares Festival de Cannes 2016 Palmares Edición 69 del ...
Marilyn, antes de Monroe Marilyn, antes de Monroe   Marilyn, antes de Mo...
Yves Saint Laurent Yves Saint Laurent Yves Saint Laurent   ...

Yves Saint Laurent

 

Por David A. Ramírez
Medellín, Colombia

 

Muchos consideran la moda como una frivolidad, otros piensan que es una herramienta que sirve para documentar épocas y que está íntimamente relacionada con la pintura, escultura y arquitectura. Lo cierto es que desde hace años la evolución de la moda va siempre ligada a cambios sociales, culturales, políticos, artísticos e ideológicos y Jalil Lespert está decidido a demostrarlo con la biocpic de Yves Saint Laurent; un ícono del diseño que revolucionó el mundo de la moda con la idea de que la mujer puede ser poderosa, elegante sin renunciar a su femineidad.

Esta película muestra los comienzos del diseñador al lado del mítico Christian Dior, recuerda cómo conoció a Pierre Bergé: su mano derecha, amante, amigo, socio y cómo ambos forjaron un imperio. Lespert retrata a un trabajador incansable, muy seguro de su talento en la costura, pero muy inseguro con su devenir diario. Aunque Bergé participó en la escritura del guión el relato no evita algunos de los más sórdidos detalles de la existencia de Saint Laurent, como es su carácter maníaco depresivo o las escapadas sexuales, pero tampoco se detiene a hurgar mucho en ellos y se decide por enaltecer sus colecciones más emblemáticas que representan la lucha que tuvo el diseñador francés por llevar la moda a las masas. Antes de su aparición solo las élites tenían el privilegio de vestir con las últimas tendencias.

Lespert nos muestra como Yves Saint Laurent ve esta percepción y se vale de los desfiles para describir como se pasa de fastuosos y exclusivos salones a eventos masivos que buscaban democratizar la moda. Para lograr el impacto y dar una idea del ingenio del diseñador tanto la ambientación como el vestuario son sumamente cuidados y esto se debe a que la producción tuvo el privilegio de acceder a un archivo celosamente custodiado que incluye figurines y prendas originales. Este privilegio hizo que tuviera algunas restricciones a la hora de encarar el rodaje: al tener acceso a los vestidos debió buscar actrices que tuvieran cuerpos que se amoldaran a las prendas de Yves Saint Laurent, porque no le era permitido hacerle modificaciones, tampoco podían usarlo más de dos horas.

Pero esta historia no es solo focos, desfiles, pasarelas y alta costura, lo auténtico del trabajo de Lespert, es su habilidad para desarrollar de manera tan admirable la entrañable historia de amor que vivieron Yves Saint-Laurent y Pierre Bergé. La estética es la que marca el ritmo de la película. Inicialmente se hace un repaso de los años 60s, donde vemos como el talento de Saint Laurent empieza a deslumbrar al mundo y como Lespert lo plasma en la película valiéndose de la iluminación, en la primera parte de la película la luz que llena todos los espacios igual que el nombre de Yves Saint Laurent que empezaba a brillar con luz propia en el universo de la moda. En la segunda parte del filme, el declive físico, el descenso a los infiernos del diseñador se acentúan con claro oscuros que son la firme intención de mostrar la soledad en la que vivía a pesar de haber conquistado el mundo.

Lespert hace un homenaje a Yves Saint Laurent al tiempo que cuestiona la escala de las artes, el grado en el que se encuentra la moda, su límite, la genialidad que la genera o la irrelevancia que la pone en vilo, le da un lugar privilegiado a la moda, la aleja de esa idea de banalidad e irrelevancia que generalmente la envuelve y la ubica la alta costura como un arte. Desde la muerte de Yves Saint Laurent muchas de sus prendas han sido exhibidas en museos, reciben los mismos cuidados que una pintura y se puede decir sin rubor alguno que la moda se puede considerar como el octavo arte.


 

*Este es un espacio de crítica libre y abierto. El contenido de los artículos es responsabilidad única y exclusiva de sus autores y no corresponde necesariamente al pensamiento de la revista.