Artículos Festivales

Previous Próximo
Festival de Cannes 2016 Festival de Cannes 2016   Segunda Jornada Canne...
Festival de Cannes 2016 Festival de Cannes 2016 Presentación "Café Societ...
El baile cinematográfico del FICCI 56 El baile cinematográfico del FICCI 56 Kinetoscopio Edición 113 ...
600 millas, de Gabriel Ripstein 600 millas, de Gabriel Ripstein 55º FICCI Festival Intern...
Carta a una Sombra FICCI 55 Carta a una Sombra FICCI 55   55º FICCI Festival Int...
Tres Escapularios, de Felipe Aljure Tres Escapularios, de Felipe Aljure   55º FICCI Festival Int...
Plan Sexenal, de Santiago Cendejas Plan Sexenal, de Santiago Cendejas   55º FICCI Festival Int...

600 millas, de Gabriel Ripstein

55º FICCI Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias

Rápido, furioso y llorón

 

 

 

Por Oswaldo Osorio
Medellín, Colombia

 

La ópera prima de este mexicano, que bien conoce el cine (es hijo del gran cineasta Arturo Ripstein) y el país, es un contundente relato de frontera planteado en un crudo realismo que enfatiza el contexto de violencia en el que se enmarca la trama. Además, la presencia de Tim Roth como protagonista y productor es un elemento más que da indicios de la intención y buenos oficios de este filme.

La película está basada en la polémica operación “Rápidos y furiosos”, con la que el gobierno de Estados Unidos, a partir de una política laxa en la venta de armas, pretendía llegar a los jefes de los carteles de droga de México. Un joven mexicano, junto con un cómplice estadounidense, compra armas y cruza sin problemas la frontera para llevárselas a los capos. Hasta que se topa con un agente de la ATF y allí comienza un drama de dos que dura un viaje de 600 millas.

El relato se centra más en el joven mexicano y el contraste que se da entre ese mundo de ilegalidad y violencia en el que está inmerso y su naturaleza blanda, sensible y hasta bondadosa. Un par de veces que rompe en llanto pueden llegar a ser los momentos más intensos de la historia, incluso por encima de los episodios de violencia.

De fondo, el filme pone en evidencia la dramática situación de violencia en la que se encuentra México, donde el narcotráfico y su dinámica de violencia permea toda la sociedad, y en medio de eso, todas las víctimas de esa debacle, empezando por los soldados rasos, jóvenes de usar y tirar que están allí porque ese es su destino: morir, matar o simplemente ser abandonados en medio de la nada.