Artículos Reseñas

Previous Próximo
Luz de luna, de Barry Jenkins Luz de luna, de Barry Jenkins Especial Oscars 2017: Luz...
Fences, de Denzel Washinton Fences, de Denzel Washinton Especial Oscars 2017: Fen...
Un camino a casa, de Garth Davis Un camino a casa, de Garth Davis Especial Oscars 2017: Un ...
La llegada, de Denis Villeneuve La llegada, de Denis Villeneuve Especial Oscars 2017: La ...
Talentos ocultos, de Theodore Melfi Talentos ocultos, de Theodore Melfi Especial Oscars 2017: Tal...
La La Land, de Damien Chazelle La La Land, de Damien Chazelle Especial Oscars 2017: La ...
La habitación, de Lenny Abrahamson La habitación, de Lenny Abrahamson Kinetoscopio Edición 113 ...
El hijo de Saúl, de László Nemes El hijo de Saúl, de László Nemes Kinetoscopio Edición 113 ...
Carol, de Todd Haynes Carol, de Todd Haynes Kinetoscopio Edición 113 ...
En tierra de lobos En tierra de lobos Kinetoscopio Edición 111 ...
La ilusión que vino del espacio La ilusión que vino del espacio Kinetoscopio Edición 111 ...
la sal de la tierra la sal de la tierra Kinetoscopio Edición 111 ...
Crimen y castigo Crimen y castigo Kinetoscopio Edición 111 ...
El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo s...
Revolución (casi) sin hombres Revolución (casi) sin hombres Kinetoscopio Edición 110 ...
la pasion de mary bee cuddy la pasion de mary bee cuddy Kinetoscopio Edición 110 ...
Whiplash, de Damien Chazelle Whiplash, de Damien Chazelle Kinetoscopio Edición 109 ...
Selma, de Ava DuVernay Selma, de Ava DuVernay Kinetoscopio Edición 109 ...
El código enigma, de Morten Tyldum El código enigma, de Morten Tyldum Kinetoscopio Edición 109 ...

Kinetoscopio Edición 111 / Reseñas

 

the-martian-kinetoscopio

 

La ilusión que vino del espacio

Misión Rescate, de Ridley Scott

 

Por Rafael París Restrepo.

Medellín, Colombia

 

En Misión rescate (The Martian, 2015), la nueva película del director Ridley Scott, se explora lo que suele denominarse en creatividad un worst-case scenario (traducido crudamente al español como, ¿qué es lo peor que podría pasar?). Este es un ejercicio intelectual en el cual se especula sobre la creciente gravedad de una hipotética situación, para así proponer medidas de precaución y seguridad, aplicables a la vida cotidiana. En este caso, lo peor, o casi lo peor que puede suceder en una misión interplanetaria, es que uno o varios de los astronautas accidentalmente queden abandonados en un planeta hostil y desolado tal como, por ejemplo, Marte.

La historia es la siguiente: es el año 2035, y un grupo de astronautas de varias naciones, aterriza en Marte, en la tercera misión tripulada a ese planeta. A los dieciocho días, una intensa tormenta de arena los obliga a evacuar, abortando la misión prematuramente, pero el astronauta experto en botánica Mark Watney queda atrás. De esta situación se derivan varias preguntas: ¿cómo sobrevivir en Marte con raciones reducidas?, ¿cómo convertir un vehículo terrestre de corto alcance en uno de largo alcance?, ¿cómo crear un sistema de comunicación de Marte a la Tierra, que sea efectivo? y, principalmente, ¿cómo volver a la Tierra? Las soluciones a estas incógnitas son el alma de la película, en la cual Matt Damon interpreta a Watney tanto como una persona ingeniosa, a la vez que ingenua, valiente y decidida, mientras resuelve como puede sus desafíos.

A Scott se le ha reconocido por narrar historias de ciencia ficción fundamentadas en lo apofático, o sea que buscan explicar lo científico desde la negatividad que se asocia con lo científico. Negativo es el universo de Alien (1979), con su claustrofobia de novela gótica y su frialdad de revolución industrial. También lo es el de Blade Runner (1982), con su actualización de la tragedia de Frankenstein en escenarios de film noir distópico. Negativo igualmente es el planteamiento de Prometheus (2012), donde la ingeniería de humanos de Blade Runner es replanteada por el director desde la ingeniería planetaria, siendo una caja de Pandora que produce una naturaleza grotesca e informe. Por su parte, Misión rescate no presenta una ciencia ficción metafísica o apofática, sino una historia directa y optimista, donde la ciencia no es una vía al misterio metafísico (como en Kubrick o en Tarkovski), ni tampoco es una vía negativa y peligrosa. La ciencia en Misión rescate está argumentada como necesidad de supervivencia, lucidez y gusto por el conocimiento. Este optimismo se hace explícito en el diseño limpio y la iluminación clara de los espacios, y en el contraste con la música disco que Watney se ve obligado a escuchar. Esta es la primera película de ciencia ficción de Scott donde se puede argumentar un giro hacia una valoración del científico –constructor y divulgador de ideas– y de la ciencia, propulsora de sentido social.

Lejos estamos de la codicia empresarial que criticara Fritz Lang en La Mujer en la Luna (Die Frau im Mond 1929), o del colonialismo intergaláctico sugerido en Robinson Crusoe on Mars (1964). El siglo XXI, con su democratización de la técnica y su globalización de la cultura, puede darnos el lujo de soñar con otros mundos, y con otras personas lo suficientemente humanas para habitarlos.