Artículos Festivales

Previous Próximo
Festival de Cannes 2016 Festival de Cannes 2016   Segunda Jornada Canne...
Festival de Cannes 2016 Festival de Cannes 2016 Presentación "Café Societ...
El baile cinematográfico del FICCI 56 El baile cinematográfico del FICCI 56 Kinetoscopio Edición 113 ...
600 millas, de Gabriel Ripstein 600 millas, de Gabriel Ripstein 55º FICCI Festival Intern...
Carta a una Sombra FICCI 55 Carta a una Sombra FICCI 55   55º FICCI Festival Int...
Tres Escapularios, de Felipe Aljure Tres Escapularios, de Felipe Aljure   55º FICCI Festival Int...
Plan Sexenal, de Santiago Cendejas Plan Sexenal, de Santiago Cendejas   55º FICCI Festival Int...

Cannes 2017: 70 años dando luz – I parte

Cannes 2017: 70 años dando luz – I parte

 

Por: Juan Carlos González A.

 

A una semana ya de iniciada la edición 70 del Festival de Cine de Cannes, es fácil notar que este enorme evento no es uno solo. Hay aquellos que lo ven como una gran rueda de negocios, otros como una especie de parque de diversiones cinéfilo con todas las estrellas de Hollywood y Europa incluidas, hay quienes solo buscan darse a conocer, dejarse ver y que los descubran, y hay, por supuesto, los interesados en el cine que aquí se exhibe, que es por cierto el presente y el futuro inmediato de este arte.

Es humanamente imposible abarcar todas las películas que se presentan, a lo que hay que sumar que este año las medidas de seguridad se han extremado y el ingreso a las salas de cine y al Palacio del Festival es un largo y monótono proceso de detectores de metales, requisas minuciosas y verificación de escarapelas, de ahí que haya que adicionar este tiempo al ya destinado a las proyecciones. Súmese a eso las altas temperaturas, la gran cantidad de acreditados, los curiosos y los turistas, y tendremos un Festival exigente y por momentos agotador.

Este año me he centrado en ver casi que exclusivamente la selección oficial que compite por la Palma de oro. Esta edición empezó con la polémica de los dos filmes que Netflix logró situar en este apartado, The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach y Okja, de Bong Joon-Ho, al que su productora se niega a pasar en las salas de cine, lo que obligó al Festival a cambiar las reglas de juego y a exigir que desde el año próximo todas las películas en competencia deben pasar por las salas de cine francesas. El tira y afloje hizo que la proyección de Okja fuera particularmente concurrida, pero la película no tiene la altura de este evento, es una sátira que incluso apunta a un público familiar. Más seria y lograda es la película de Noah Baumbach, que confirma su especial destreza para la narración cinematográfica.

Este año ha habido un racimo de filmes particularmente crudos, que se solazan en la sordidez humana, como The Killing of a Sacred Deer del griego Yorgos Lanthimos, Jupiter's Moon del húngaro Kornél Mundruczó, The Square del sueco Ruben Östlund y Happy End, el regreso del maestro austriaco Michael Haneke. De Oriente han llegado las propuestas más humanistas, como The Day After (Geu-Hu), del coreano Hong Sang-soo y Radiance (Hikari), de la japonesa Naomi Kawase, cada uno con su peculiar sensibilidad. Hollyhood ubicó dos propuestas comerciales: Wonderstruck, de Todd Haynes y The Beguiled de Sofia Coppola, ambas de excelente factura. De Francia he visto dos filmes difíciles de clasificar, uno coral que relata el activismo a favor de la lucha contra el VIH en los años noventa, 120 Battements Par Minute, de Robin Campillo y una biopic en tono de comedia sobre Jean-Luc Godard, Le Redoutable, a cargo del irregular Michel Hazanavicius.

Si me dieran a escoger la Palma de oro con las películas vistas hasta ahora, se la otorgaría al ruso Andrey Zvyagintsev y su Loveness (Nelyubov), una obra tensa sobre la escisión definitiva de un hogar y las consecuencias que ese hecho tiene sobre el único hijo de una pareja en conflicto. Pero aún faltan muchas por ver. Al término del festival les ofreceré el balance definitivo.


Juan Carlos González A. (Colombia) 
Vinculado a Kinetoscopio desde 1993, es columnista editorial de cine del periódico El Tiempo y crítico de cine de la Revista Universidad de Antioquia, así como del suplemento "Generación" del periódico El Colombiano. Dirige el cineclub de la Universidad EAFIT. Es miembro de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) desde agosto de 2013.