Artículos Reseñas

Previous Próximo
Un viaje maravilloso, de Todd Haynes Un viaje maravilloso, de Todd Haynes La vida en un museo   ...
Virus tropical, de Santiago Caicedo Virus tropical, de Santiago Caicedo Tratamiento sintomático...
Verano 1993, de Carla Simón Verano 1993, de Carla Simón Una nueva familia bajo ...
Proyecto Florida, de Sean Baker Proyecto Florida, de Sean Baker El lugar más feliz de l...
Rodin, de Jacques Doillon Rodin, de Jacques Doillon Una oportunidad d...
En la penumbra, de Fatih Akin En la penumbra, de Fatih Akin No hay camino correcto,...
¡Huye!, de Jordan Peele ¡Huye!, de Jordan Peele ¡Huye!, de Jordan Peele...
Lady Bird, de Greta Gerwig Lady Bird, de Greta Gerwig Lady Bird, de Greta Ger...
Clash, de Mohamed Diab   Clash, de Mohamed Diab Revista Kinetoscopio / Ed...
Norman, de Joseph Cedar Norman, de Joseph Cedar Revista Kinetoscopio / Ed...
Dunkerque, de Christopher Nolan Dunkerque, de Christopher Nolan Revista Kinetoscopio / Ed...
Paterson, de Jim Jarmusch Paterson, de Jim Jarmusch Revista Kinetoscopio / Ed...
Sin nada que perder, de David Mackenzie Sin nada que perder, de David Mackenzie Especial Oscars 2017: Sin...
Hasta el último hombre, de Mel Gibson Hasta el último hombre, de Mel Gibson Especial Oscars 2017: Has...
Luz de luna, de Barry Jenkins Luz de luna, de Barry Jenkins Especial Oscars 2017: Luz...
Fences, de Denzel Washinton Fences, de Denzel Washinton Especial Oscars 2017: Fen...
Un camino a casa, de Garth Davis Un camino a casa, de Garth Davis Especial Oscars 2017: Un ...
La llegada, de Denis Villeneuve La llegada, de Denis Villeneuve Especial Oscars 2017: La ...
Talentos ocultos, de Theodore Melfi Talentos ocultos, de Theodore Melfi Especial Oscars 2017: Tal...
La La Land, de Damien Chazelle La La Land, de Damien Chazelle Especial Oscars 2017: La ...
La habitación, de Lenny Abrahamson La habitación, de Lenny Abrahamson Kinetoscopio Edición 113 ...
El hijo de Saúl, de László Nemes El hijo de Saúl, de László Nemes Kinetoscopio Edición 113 ...
Carol, de Todd Haynes Carol, de Todd Haynes Kinetoscopio Edición 113 ...
En tierra de lobos En tierra de lobos Kinetoscopio Edición 111 ...
La ilusión que vino del espacio La ilusión que vino del espacio Kinetoscopio Edición 111 ...
la sal de la tierra la sal de la tierra Kinetoscopio Edición 111 ...
Crimen y castigo Crimen y castigo Kinetoscopio Edición 111 ...
El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo s...
Revolución (casi) sin hombres Revolución (casi) sin hombres Kinetoscopio Edición 110 ...
la pasion de mary bee cuddy la pasion de mary bee cuddy Kinetoscopio Edición 110 ...
Whiplash, de Damien Chazelle Whiplash, de Damien Chazelle Kinetoscopio Edición 109 ...
Selma, de Ava DuVernay Selma, de Ava DuVernay Kinetoscopio Edición 109 ...
El código enigma, de Morten Tyldum El código enigma, de Morten Tyldum Kinetoscopio Edición 109 ...

En la penumbra, de Fatih Akin

No hay camino correcto, solo existe el propio

 

“No os espante el dolor; o tendrá fin o acabará con nosotros”
-Séneca

 

Ingrid Úsuga O.
Medellín, Colombia

Hay partidas que no se superan jamás. Hay actos que no se perdonan nunca y hay odios que de ningún modo se convertirán en amor. Katjia (Diane Kruger) es la protagonista de esta desgarradora y desalmada historia. Ella es una mujer alemana que en una noche de regreso a la oficina de su esposo musulmán se topa con policías y ambulancias y la calle cerrada; inmediatamente se dirige hacia la que era la oficina y ve que han colocado una bomba en donde las únicas dos víctimas han sido su esposo y su hijo de 5 años. Katjia y Nuri se conocieron cuando ella estaba en la universidad. El amor entre estos dos “opuestos” se volvió real y se casaron tiempo después mientras él se encontraba en la cárcel por distribución de estupefacientes entre estudiantes.

En la penumbra (Aus dem Nichts, 2017) es el nuevo filme del alemán Fatih Akin, ganador del globo de oro 2017 a mejor película extranjera. En el festival de cine en Cannes 2017 obtuvo Diane Kruger el premio a la mejor actriz y la pelicula estuvo nominada la Palma de oro en ese mismo evento.

El director pretende contextualizar a los espectadores de lo que sucede actualmente cuando algunas personas van a vivir al extranjero o se refugian allí y son despreciados por quienes son nativos, en brotes de xenofobia que no son tan arcaicos, sino que cada vez se hacen más generalizados, por lo que terminan pagando las consecuencias al costo de sus propias vidas.

La película a nivel narrativo sufre una gran transformación a medida en que avanza en el tiempo. Comienza con un drama doloroso en el que la pérdida y la impotencia son protagonistas, para convertirse en un triller psicológico en el que la protagonista busca castigar a los culpables de este vil acto. El manejo de la imagen a través de la cámara en mano hace que el espectador se convierta en primer testigo de estos hechos sintiendo las emociones de tristeza, asfixia e impotencia que Katjia tiene al perder a su familia inesperadamente.

Pero los argumentos muchas veces nunca serán suficientes para quien siente rabia, vacío y agotamiento de saber que ninguna palabra o acto de arrepentimiento sanará la pérdida de un ser querido, ni que volverá a verlo; y más aún cuando sabe que a ninguno de los asesinos les duele lo que hicieron y que lo volverían a hacer, además sin remordimiento.

El siguiente paso en el filme es una persecución incansable y una sed de venganza que destruirá cualquier ideal de ética o moral que hubiera habido dentro de la noble y tierna madre Katjia, porque cuando ya no hay nada que perder, no importa lo que eres, ni lo que “deberías” hacer, sino como debes darle fin a todo lo que existe a tu alrededor.