Artículos Reseñas

Previous Próximo
Un viaje maravilloso, de Todd Haynes Un viaje maravilloso, de Todd Haynes La vida en un museo   ...
Virus tropical, de Santiago Caicedo Virus tropical, de Santiago Caicedo Tratamiento sintomático...
Verano 1993, de Carla Simón Verano 1993, de Carla Simón Una nueva familia bajo ...
Proyecto Florida, de Sean Baker Proyecto Florida, de Sean Baker El lugar más feliz de l...
Rodin, de Jacques Doillon Rodin, de Jacques Doillon Una oportunidad d...
En la penumbra, de Fatih Akin En la penumbra, de Fatih Akin No hay camino correcto,...
¡Huye!, de Jordan Peele ¡Huye!, de Jordan Peele ¡Huye!, de Jordan Peele...
 Las horas más oscuras, de Joe Wright Las horas más oscuras, de Joe Wright   Las horas más oscura...
Lady Bird, de Greta Gerwig Lady Bird, de Greta Gerwig Lady Bird, de Greta Ger...
Clash, de Mohamed Diab   Clash, de Mohamed Diab Revista Kinetoscopio / Ed...
Norman, de Joseph Cedar Norman, de Joseph Cedar Revista Kinetoscopio / Ed...
Dunkerque, de Christopher Nolan Dunkerque, de Christopher Nolan Revista Kinetoscopio / Ed...
Paterson, de Jim Jarmusch Paterson, de Jim Jarmusch Revista Kinetoscopio / Ed...
Luz de luna, de Barry Jenkins Luz de luna, de Barry Jenkins Especial Oscars 2017: Luz...
Fences, de Denzel Washinton Fences, de Denzel Washinton Especial Oscars 2017: Fen...
Un camino a casa, de Garth Davis Un camino a casa, de Garth Davis Especial Oscars 2017: Un ...
La llegada, de Denis Villeneuve La llegada, de Denis Villeneuve Especial Oscars 2017: La ...
Talentos ocultos, de Theodore Melfi Talentos ocultos, de Theodore Melfi Especial Oscars 2017: Tal...
La La Land, de Damien Chazelle La La Land, de Damien Chazelle Especial Oscars 2017: La ...
La habitación, de Lenny Abrahamson La habitación, de Lenny Abrahamson Kinetoscopio Edición 113 ...
El hijo de Saúl, de László Nemes El hijo de Saúl, de László Nemes Kinetoscopio Edición 113 ...
Carol, de Todd Haynes Carol, de Todd Haynes Kinetoscopio Edición 113 ...
En tierra de lobos En tierra de lobos Kinetoscopio Edición 111 ...
La ilusión que vino del espacio La ilusión que vino del espacio Kinetoscopio Edición 111 ...
la sal de la tierra la sal de la tierra Kinetoscopio Edición 111 ...
Crimen y castigo Crimen y castigo Kinetoscopio Edición 111 ...
El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo sordo El grito de un pueblo s...
Revolución (casi) sin hombres Revolución (casi) sin hombres Kinetoscopio Edición 110 ...
la pasion de mary bee cuddy la pasion de mary bee cuddy Kinetoscopio Edición 110 ...
Whiplash, de Damien Chazelle Whiplash, de Damien Chazelle Kinetoscopio Edición 109 ...
Selma, de Ava DuVernay Selma, de Ava DuVernay Kinetoscopio Edición 109 ...
El código enigma, de Morten Tyldum El código enigma, de Morten Tyldum Kinetoscopio Edición 109 ...

Virus tropical, de Santiago Caicedo

Tratamiento sintomático

 

Adriana Zamudio
Medellín, Colombia

Paola Gaviria, más conocida como Power Paola en los medios y redes sociales, es una escritora, artista plástica e ilustradora colombo-ecuatoriana, quien ha convertido su historia de vida en un largometraje animado llamado Virus tropical (2018).  Hizo esto como una catarsis que de cierta forma materializa emociones, dudas y controversias frente a su propia existencia.  La obra se compone de más de 5000 dibujos hechos a mano por ella misma,   pintados a blanco y negro para darle un estilo  gótico -tropical  que denotan  la asociación de la alegría con la tristeza y lo oscuro en un mismo eje.

La película se desarrolla entre los años ochenta y noventa   entre Colombia y Ecuador. Cali y Quito como escenarios que ejemplifican, además del día a día de una familia disfuncional, el contexto social y político de la época. El narcotráfico y sus diferentes formas de violencia, las dificultades económicas, y el rebusque para sobrevivir.  El padre es un sacerdote retirado, el típico José retratado por la Biblia   y la madre es una “vidente",   fiel además a su rol como ama de casa.   Paola, la protagonista de la historia es la menor de tres hijas y nace contra todo pronóstico y deseo de su papá quien siempre anheló tener un “hermoso varoncito”. Ella fue criada junto a sus dos hermanas bajo los designios de la religión católica   y el culto a la mujer conservadora.  Sus espejos más cercanos, sus hermanas Claudia y Patricia, son a la vez mujeres adolescentes con los problemas propios de esta etapa que le reivindican su papel como mujer empoderada y capaz para buscar su identidad más allá de los límites.

Entre ensayo y error  se van tocando a lo largo del filme  múltiples esferas  de lo femenino,  en  una sociedad que desde siempre ha tenido  cánones para enmarcarlo y   exigencias que  le han  restado libertad, más  no poder  de acción.  Es  precisamente esta sinceridad  cruda y sin eufemismos lo que le da tanto  valor a este trabajo,  porque  el espectador deja de ver  el relato como un dibujo animado  convertido  en  el  cliché  heroico de siempre  o como una moraleja  para la autoayuda  y lo entiende desde  el auto reconocimiento  y el sentirse identificado por una rutina  cruda y  ante todo real.

El presente y sus afanes, entre las desigualdades y la lucha de género, deberían permitirle a nuestras generaciones y a las venideras más virus tropicales.  Una crítica, un síntoma, que trasciende las pantallas del cine y el trazo de la pintura para mostrar a las mujeres de carne y hueso capaces de decir no, de sacar una familia adelante, y de hacerse ver por la grandiosidad de sus sueños y no por el apellido de su marido o el atractivo de su físico.